Importar productos de China

Si su empresa quiere realizar operaciones comerciales con China, una buena forma de hacerlo es a través de Sede en China, una consultora internacional que trabaja en China con el objetivo de apoyar a la pequeña empresa en su implantación, con un coste inferior al que supondría desplazar un trabajador.

A través de esta consultoría no sólo podrá introducir sus productos en el mercado chino sino que, además, también podrá importar productos de China, evitando arriesgar grandes cantidades para importar de China sin haber comprobado primero la fiabilidad de este mercado.

La experiencia de Sede en China hace que sus clientes puedan superar algunos obstáculos tan importantes como la barrera idiomática, cultural o la que impone la propia competencia del sector.

Con una mínima inversión, Sede en China permite superar estos obstáculos ya que también trabaja en este país asiático vendiendo productos e implantando servicios de sus clientes, un mercado de más de 1.300 millones de habitantes permiten que cualquier producto tenga su nicho.

En el caso de que su empresa no quiera establecerse en China tan sólo importar productos chinos, únicamente va a necesitar localizar y comunicarse con sus proveedores en China. Para ello es conveniente tener un dirección física en China en la que recibir y enviar correo, mercancías, muestras, … Sede en China ofrece un servicio de oficina virtual con el que cubrir esta necesidad.

Al tener una sede física, a su empresa le será más fácil negociar con los proveedores al gozar de una mejor imagen y, sobre todo, una mayor credibilidad. Además, también servirá para impresionar a sus clientes al anunciar la apertura de una sede en China, algo que también podrá publicitar en su página web, blogs corporativos y/o redes sociales.